martes, 26 de octubre de 2010

El Guadiana literario: El fanzine "Letra y Puñal" y su fiesta a la vista.

Este viernes nadie tiene excusas para no acudir a este coctel festivo- literario: música, literatura con los colaboradores de sobra conocidos como: Dani Tritón, Santiago Rémora, David Fueyo, Susana del Llano, David Suárez, Lauren García, David González, Laura Manzano... y Dj In-Toxic, y alguna sorpresa de última hora conformarán una dosis perfecta para nuestros cuerpos nocturnos. Músicos de sobra conocidos en el panorama musical ovetense como: David del Río, Diego Carrera o Los González junto a una pequeña joya de la corona musical madrileña: Tenedor y Miedo, grupo de música indie inclasificable, y que harán todos ellos que la fiesta del número cuatro del fanzine vaya subiendo en intensidad . Letra y puñal, un fanzine que se autogestiona y sigue sobreviviendo a pesar de esta ciudad y sus penurias económicas hacia el mundo cultural, y de forma más concreta hacia el mundo de la literatura. Algo irreal pero que está aquí, en oviedo, para más señas, a eso de las 21:00 horas del viernes 29 de octubre en La Antigua Estación. ¿Te la vas a perder?

viernes, 15 de octubre de 2010

Tiempos nuevos, tiempos salvajes: Diego Medrano de nuevo a la carga.

Buenas noticias corren en la República de las Letras, nace un nuevo hijo literario del escritor, polemista y periodista Diego Medrano: "Dejemos el pesimismo para tiempos mejores" (Editado por Pez de Plata) (http://www.pezdeplata.com/ ). Un libro que consta de treinta relatos que siguen la tradición medraniana al milímetro: realismo, surrealismo y humor en dosis perfectas, aderezado todo ello por personajes marginales y directos hacia el infierno de los sentimientos, hundidos en el día a día que no perdona... Algo de ello está en nosotros, y de ahí la identificación del típico lector corriente con lo decadente y marginal que dormita en esta obra. El mundo como conflicto. Ha llegado Diego Medrano para exorcizar nuestros fantasmas más ocultos. Para poner en juego y lucha lo cotidiano y lo extraño. Lucha de gladiadores sin cuartel que no dejará indiferentes a nadie que navegue por este libro de doscientas y una páginas.
La otra buena noticia: La irrupción sobresaliente de una nueva editorial: Pez de Plata, joven y comprometida con la literatura y que va a por todas, ahí es nada.
Después de un año de completa abulia en los mercados editoriales asturianos, un rayo limpio y claro para tener un cierto optimismo de que las cosas algún día pueden cambiar a mejor. Habrá que apoyar el nacimiento de esta nueva criatura. Salud y buena literatura.

video

martes, 5 de octubre de 2010

Miguel Ángel Velasco, un salvaje poeta para nuestras memorias.

Mis despistes suelen ser clásicos, a veces las luctuosas noticias llegan a mis oídos tarde, cenando este martes como mi amigo Lauren García (poeta y periodista) me entero de la muerte inesperada y trágica de uno de los más notables y personales poetas españoles en activo. Miguel Ángel Velasco (Palma, 1963) uno de los heterodoxos poetas de su generación, rebelde impenitente, discípulo destacado de Francisco Brines, deudor de los novísimos y de la poesía figurativa, y uno de los escritores más significativos de la llamada poesía metafísica. Enemigo de cerrados círculos poéticos, a pesar de haber conseguido varios premios importantes como: Adonais o el Loewe de poesía, su último libro aparecido recientemente en la editorial Renacimiento ("Ánima de cañón") pasó desapercibido para la crítica nacional y el establisment literario, quizás su forma de ir a la contra de capillas y capillitas hizo que cayera en cierto silencio. Libros míticos como: "La miel salvaje" o "La vida desatada" son de obligada lectura. Hoy homenaje sentido a la poesía.
EL ALBA ENFERMA
NADIE decía nada.Las miradas, al sesgo,
espiaban en los rostros la partida del dios.
Algunos se aferraban al vaso, sin soltarlo;
otros se iban hundiendo, despacio, en el sillón.
El aire se cuajaba como campana alerta;
sabíamos llegado el fin del resplandor.
Nos odiamos por ello.
Detrás de los cristales
se retorcía el alba como una rosa atroz.
(Miguel Ángel Velasco).