martes, 27 de julio de 2010

Heterogéne@s. IV Encuentro Poético.

Tenemos un verano harto maravilloso para ir a la playa, al monte nevado, tomar copas con los amigos y enemigos, irse de fiesta hasta altas horas de la noche, quedarse en casa para ver una o dos películas de los años cincuenta a solas, recorrer las calles para leer en el parque más apartado de tu ciudad aquel libro que te está llamando, todas las noches a gritos para que lo leas. Todo eso y mucho más puedes hacer este verano si tú te lo propones... y si tienes tiempo, este sábado te puedes dejar caer por el Clan- Art y ver en acción a poetas venidos de Madrid y otros tantos asturianos. Compartir el embrujo de la poesía a media noche puede ser la solución para estas noches calurosas y faltas de compañía. Con el título: Heterogéne@s. IV Encuentro poético. A eso de las 22:00 horas (sábado, 31 de Julio) en el Clan- Art de Oviedo. Velada poética por todo lo alto.

miércoles, 21 de julio de 2010

Antonio Cabrera y el arte de ser breve.


Hoy (miércoles) tenemos la oportunidad de escuchar al poeta Antonio Cabrera dentro de las veladas poéticas que organiza la UIMP. Coordinadas por: Carlos Alcorta y Rafael Fombellida. Objetivo de este año: Acercar a los estudiantes y los amantes de la poesía algunas de las voces poéticas más representativas de la poesía europea actual. Así, han pasado o van a pasar: el jueves 24 de junio Eloy Sánchez Rosillo (España), el jueves 8 de julio Yolanda Soler Onís (España), el jueves 5 de agosto Kostas Vrajnos (Grecia), el jueves 19 de agosto Ervin Hatibi (Albania), el jueves 2 de septiembre Massimo Gezzi (Italia). Voces variadas, algunas discutidas pero siempre interesantes. En estos eventos se reciben críticas por todos los lados porque nunca pueden estar todos, pero la muestra al menos recoge voces europeas notables. Siempre suelen protestar, y esto no es nada raro quien nunca, repito, nunca organiza nada para el resto. Los organizadores deberían ser conscientes de ello, aunque la crítica constructiva siempre se debería tener en cuenta. Algunos "escritores criticones" de este país se piensan que están llamados siempre a participar, mejor se quedaban en casa, pues la sorpresa ante el posible acto literario organizado por estos personajes sería el doble de cerrado y sectario que el criticado. Repito, este miércoles, tenemos con nosotros, en Santander a: Antonio Cabrera, poeta nacido en 1958, en Medina Sidonia (Cádiz), aunque vive desde los siete años en la Comunidad Valenciana, donde ejerce la docencia de la Filosofía en un instituto de la localidad de Sagunto. Es autor de varios libros de poemas en los que caben destacar: En la estación perpetua (Visor, 2000), que mereció el XII Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe y el Premio Nacional de la Crítica; 2001, y Con el aire (Visor, 2004), por el que fue galardonado con el XXV Premio Ciudad de Melilla, así como con el Premio de la Crítica Valenciana 2005. Entre sus libros, mi preferido es una colección de haikus de tema ornitológico titulado Tierra en el cielo (Pre-Textos, 2001) aunque reconozco que no he leído lo suficiente para tener una opinión profunda, así que, la velada poética promete ser interesante por mi desconocimiento parcial del autor. La importancia del aedo (el recitador, el cantor) es fundamental en estos casos. Ese encuentro entre lector y recitador cuando se produce, puede llevar al climax más absoluto del goce o a la decepción más eterna. Abrir significados ocultos através de la melodía, la entonación personal de las palabras y la fuerza con que son transmitidos esos versos pueden llevar sin lugar a dudas a un encuentro decisivo y vital a ese lector anónimo. Muchas veces, preferimos no escuchar al poeta pues puede en ocasiones, romper el embrujo de nuestros lecturas pasadas. Esta noche estaremos alerta. Por lo pronto les dejo con dos haikus del libro de poemas: Tierra en el cielo, a ver que les parecen. Salud y buenos alimentos.

Estornino


Otoño urbano.


El crepúsculo bulle


hasta apagarse.


***


Avefría


Diciembre. Pasos


junto al agua tranquila.


Reflejo y vuelo.

martes, 20 de julio de 2010

Cine Prohibido en Santander.

Les hago una pregunta sin sustancia:¿Con cuatro películas españolas se puede explicar la censura y la represión bajo el franquismo? Yo creo que sí, y si además tienes al genial director e historiador cinematográfico: Jesús García de Dueñas, el éxito está garantizado. Divertido, dicharachero, un raudal de emoción y gran conocimiento del medio. Dueñas es un maestro y este curso de la UIMP un acierto. Un curso que lleva por título: Cine prohibido. Censura y represión bajo el franquismo. Ayer tocó ver la película: "Rojo y Negro (1942)" del falangista Carlos Arévalo. Nos enteramos de la importancia del cine en la época de la II República Española (1931-1936). Del papel hegemónico de Los estudios Chamartin (fundados en el año 1933) y que en la actualidad se llaman: Estudios Buñuel (de TVE). A pesar de que el director es falangista recibe una censura no por el siniestro organismo : La Junta de Apreciación de Películas, un gabinete censor del régimen que se pone a funcionar el 15 de Julio de 1939 y no parará hasta el 14 de febrero de 1976 sino por la presión asfixiante de la época, ahí queda eso.
La acción de la película transcurre en el año 1936, la guerra civil como motor de la historia de amor entre una falangista (la famosa actriz: Conchita Montenegro) y un comunista (Ismael Merlo) en el Madrid de aquella época, la importancia de las Checas (la famosa Checa de Fomento), los paseos, los quinta columnistas, las delaciones, el miedo a ser acusado... Con un gran decorado y presupuesto, actores de peso y con un notable ritmo en la trama, nos muestra la visión de falange sobre la Guerra Civil.
Conchita Montenegro (San Sebastián; 11 de septiembre de 1911 - Madrid; 22 de abril de 2007), modelo, bailarina y actriz española. Hoy en día casi olvidada tras más de 60 años retirada de la escena, destacó por ser la primera mujer española que triunfó en Hollywood, tanto en español como en inglés. Otra razón poderosa para ver esta película.

Eso sí, los nacionales muy buenos muy buenos y el bando republicano salvo excepciones unos analfabetos radicales. No se esperen objetividad por algún sitio que no existe. Manipulación 100%. La película llama de forma un tanto indirecta a la reconciliación nacional, debido a las dudas y el arrepentimiento del personaje principal (Ismael Merlo) ante los acontecimientos que se desencadenan. La película se estrena en el famoso cine Capitol, uno de los cines más importantes del Madrid de aquella época, ante las presiones de los grupos falangistas por su supuesta visión reconciliatoria: el filme se retira a las dos semanas de ser proyectado. Autocensura de la distribuidora y del director por miedo a; si tuviéramos que poner un adjetivo calificativo de estos primeros años cuarenta en la España franquista este sería: Miedo a hablar, a contar, a decir... No quiero ponerles ejemplos reales y actuales de tales situaciones que se producen a lo largo y ancho de este globo terráqueo, pero ejemplos tienen a patadas de gobiernos y dictaduras.

Cuatro películas constituyen el esqueleto argumental de este curso magistral: Rojo y negro (Carlos Árevalo, 1942), Los jueves, milagro (Luis García Berlanga, 1957), Viridiana (Luis Buñuel, 1961) y Diferente (Luis María Delgado, 1962). Si tienen ocasión de escuchar a Jesús García de Dueñas en cualquier lugar no pierdan un minuto: persona comprometida con su oficio, apasionado cinéfilo, divertido y ameno orador, sin pelos en la lengua, un sabio del cine español y de los entresijos de la farándula hispana. Yo, por lo pronto sigo saboreando de forma lenta y pausada de este curso... y ya les cuento.

martes, 13 de julio de 2010

Luis Artigue o el arte de atrapar enamoradas constelaciones


Me llegan buenas noticias, el genial escritor leonés Luis Artigue acaba de sacar a la calle un nuevo libro de poemas, otro premio en su casillero (el VIII premio Fray Luis de León) con su nuevo poemario: La noche del eclipse tú (editado en Visor).
Para cualquier enteradillo del mundo literario el nombre de Luis Artigue (León, 1974) debe ser uno de sus autores de referencia de la nueva literatura aparecida en León en la década de los noventa. Escritor no sólo consagrado al ámbito de la poesía pues hasta la fecha también ha publicado varias novelas (en las que cabe destacar: Las perlas del Loco Ventura y La mujer de nadie). Su obra poética más extensa cuenta con títulos ineludibles como: Tu amor en la licorería, Tres, dos, uno… jazz y Los Lugares Intactos. Luis Artigue que sabe combinar como nadie los elementos del surrealismo, ciertos toques de lirismo neorromántico unidos en dosis perfectas a una estructura fragmentaria en algunos momentos, y en otros, a un formato narrativo que hacen de dichos elementos una de las señas de identidad más notables en su poesía. Siguiendo la tradición de poetas inimitables como: Juan Ramón Jimenez, Luis Cernuda, Antonio Gamoneda o Juan Carlos Mestre por citar tan sólo referentes españoles, Luis Artigue se ha hecho un pequeño hueco en el panorama literario español.
Con "Los lugares comunes", un libro para el recuerdo, Artigue encarnaba de manera magistral esas pequeñas felicidades del día a día, la invocación del poeta que ama la vida por encima de todas las cosas (“Blues que me rompe: / al / menos/ cuando/ llegue a ti el sueño no elegido/ dile a la muerte que/ la odio.”).
Ya en las librerías, su último trabajo literario: La noche del eclipse tú, que seguro que a ningún lector va a dejar insatisfecho. Ahí os dejo con un adelanto suculento de esta prosa poética para deleite de comensales.

TUS LIBROS
La ilusión es mercancía. Por eso acierto ya a intuir que se
trata de una decisión tan entusiástica como precipitada, pero,
igual que planetas reunidos en torno a una estrella, estoy guardando
libros que un día serán tuyos: lo hago para que el universo
te resulte un poco menos inconmensurable.
El almacén del tiempo.
La arqueología subsistente de la cultura que nos aproxima
a una cima que no podemos alcanzar.
Sí, una biblioteca y que así, en su momento, tu casa incluya
un santuario con fines estrictamente humanos. Una porque
los años se suceden como vertiginosos redobles de tambor
pero uno regresa siempre a sus admiraciones que no son otra
cosa que el cromatismo de la vida. Huellas. Rendijas. Textos
transfiriéndonos su severa intensidad para que, cuando todo
se derrumbe, puedan aparecer las nuevas claridades…
Algún día en el que nosotros ya no estemos contigo, ¿descubrirás
que una biblioteca es un desierto sin soledad?

(Del libro: La noche del eclipse tú, editorial Visor).

Para más información sobre el poeta: http://www.luisartigue.es/